fbpx

Como una alternativa real a Tinder, el speed-dating promete ser la manera más eficiente, segura y divertida de conocer gente, con el fin de fin de encontrar una cita, previo a San Valentín.

El día de los enamorados se acerca a pasos agigantados y BordeRío se pone a tono. El pasado sábado 2 de febrero, se llevó a cabo el primer ciclo citas rápidas, junto a Speed Dating Chile, en el que más de medio centenar de personas llegó a un encuentro que busca reunir solteros y armar parejas. 

La fórmula es sencilla -tal vez la hayas visto en más de alguna comedia romántica norteamericana-. Consta de un circuito de entrevistas cortas -de solo algunos minutos de duración- al que asisten personas que se encuentran solteras, generalmente por falta de tiempo o instancias para conocer gente. Esta fórmula brinda garantías de seguridad, evitando que te encuentres con “perfiles falsos” y además protege tus datos, permitiendo que solo quienes tú elijas puedan contactarse contigo. Razones como éstas, son por las que el speed-dating está alcanzado tanta popularidad en nuestro país, perfilándose como una seria competencia a diversos sitios webs y aplicaciones que persiguen el mismo propósito, pero sin los altos riesgos que estos conllevan.

¿Cómo funciona? El evento se lleva a cabo en un recinto aislado de la vía pública, lo que genera privacidad y crea un ambiente resguardado y amigable. Al inicio de la jornada, se hace una breve introducción donde se explica a los participantes las reglas de la dinámica. El grupo se divide en parejas, dispuestas frente a frente en numerosas mesas, donde pueden hacerse rápidamente las preguntas sobre los temas que les interesa o, simplemente, relajarse y hablar de la cotidianeidad. Esta es una excelente instancia no solo para encontrar una potencial cita, sino para hacer amigos y descubrir personas interesantes que, a falta de instancias como ésta, muchos no tendrían la posibilidad de conocer. Lo más entretenido es que, al fin y al cabo, el grupo se compone de otros en tu misma situación y que, por lo mismo, buscan pasar una agradable tarde, sin prejuicios, ni malos ratos.

Al cabo de unos momentos de conversación, suena una señal que indica a los hombres que deben levantarse y pasar a la mesa de al lado. Una nueva cara llegará a tu encuentro, comenzando otro encuentro. Así, al término del evento, todos los asistentes se han conocido y disfrutado de una charla que les permite tener ya una primera noción de si están interesados en otros o no. Las preferencias de cada cuál se van anotando en una tarjeta que, al final de la tarde, es revisada por los organizadores, en busca de los “match” -coincidencias- generados.

El requisito fundamental para el éxito es llegar con una buena predisposición y querer disfrutar de una experiencia distinta. Siendo BordeRío uno de los espacios favoritos para celebrar el día de los enamorados, no hay mejor lugar para realizar este tipo de encuentros, que junto al ambiente romántico que ya comienza a sentirse en sus rincones.    

El speed-dating permite reunir distintas personas -chilenos y extranjeros- con intereses comunes y ciertas características similares. Por ejemplo, se hacen encuentros en función de un rango específico de edad, orientación sexual y otros, con el fin de brindar las condiciones para generar la mayor cantidad de “match” posible. 

El pasado sábado, mientras se llevaba a cabo la dinámica, sus participantes además pudieron disfrutar de la exquisita y refrescante barra de Pulmay Restaurante, donde pudieron probar sus cócteles de autor, tragos clásicos y cervezas, animando a los invitados a romper el hielo y acompañar la conversación.    

Otro de los beneficios que proporciona el encuentro, son los “coaches” que proporciona Speed Dating Chile. Su equipo de profesionales, expertos en habilidades interpersonales, asesoran a los participantes durante todo el evento, en caso que alguien sienta alguna inseguridad o tenga problemas para generar “match”. De esta forma, se garantiza que todos los asistentes puedan pasar una grata experiencia y se mantenga el respeto y la alegría característica de estas ocasiones.

Esta fue la primera y exitosa fecha de tres ciclos de citas rápidas en compañía de Speed Dating Chile. La próxima jornada se llevará a cabo el sábado 9 de febrero, siempre en BordeRío, con el fin de juntar más parejas y potenciar las instancias positivas de encuentro entre personas. Y si la suerte acompaña, nuestros diez bares y restaurantes darán lugar al romántico escenario donde decenas de nuevas parejas celebrarán su próximo San Valentín.