fbpx

No se trata de una cervecería cualquiera. Es este lugar, cada botella es abierta en una ceremonia que busca identificar notas y aromas para el deleite de sus comensales, acompañado del relato de sus garzones, expertos en cerveza, que aconsejan un maridaje excepcional. 

El KrossBar más grande de Santiago aterrizó BordeRío como parte de la renovación. Un espacio que apunta a un público nuevo, más informal, pero siguiendo la premisa que caracteriza al centro gastronómico: su compromiso con la excelencia. 

Ganadores de siete medallas en la Copa Cervezas de América y siendo elegidos la “Mejor cervecería a nivel nacional” en 2018, KrossBar no es ajeno a los reconocimientos. Este año llegaron a posicionarse en el número 1 en TripAdvisor, con un producto y experiencia que los ha llevado a ser líderes en su segmento.

Lo que los distingue dentro de la amplia gama de bares de primera categoría que pueden encontrarse en Santiago, es su preocupación por el detalle. Desde la forma en la que reciben a sus clientes en la entrada, hasta cómo integran sus cámaras de frío industriales con el resto de la decoración moderna del local. Todo sucede en una coherente sincronía.

El espacio ofrece cuatro espectaculares ambientes, donde destaca su amplia terraza en el tercer piso, rodeada de plantas y con una increíble vista a los atardeceres. Aquí, cada mesa es atendida por sus garzones expertos en cerveza: su arma secreta.

Capacitados internamente en la cultura de la marca, sus profesionales no solo te guían en un detallado recorrido según las preferencias del consumidor, sino que además, como parte del emblemático espíritu de KrossBar, sugieren distintas delicias de la carta para un maridaje perfecto. En ésta es posible encontrar de todo: desde “orejas de chancho fritas” servidas con un dúo de salsas, hasta un “ceviche cervecero”, pasando por embutidos, pizzas, sándwiches y mariscos. En su mayoría para compartir.

Sus “choritos belgas”, cocinados al vapor con cebolla, perejil y limón son uno de sus platos clásicos, los que recomiendan acompañar con otro de sus productos estrella: la Golden, cerveza dulce de color ámbar.

Parte de la experiencia que ofrece este bar “100% cervecero” está ligada a la innovación, teniendo siempre algo nuevo que ofrecer a sus clientes en el local. Sus opiniones conforman parte fundamental del estudio de mercado que realizan in situ, mejorando siempre sus opciones y tomando sugerencias de nuevas apuestas.

Su relación con el público, contrario a lo que podría pensarse, no apunta exclusivamente al happy hour, a los jóvenes y a la escena nocturna. El espacio en BordeRío se distingue particularmente por ser un local más bien familiar. Prueba de ello es que uno de sus best sellers sea la sección de postres de la carta, los que, por supuesto, también sirven con cerveza para los papás. Además, su terraza es 100% petfriendly! 

¡Te invitamos a conocer el increíble KrossBar BordeRío! Ven a descubrir por qué este bar se convertirá en tu nuevo y refrescante favorito.