fbpx

Oculto en el underground de BordeRío, Geber Alchemist Bar + Club nace con un novedoso concepto que conjuga mística y exclusividad. No es solo uno de los últimos bares en llegar al espacio: este speakeasy llegó a revolucionar la forma en que se perfila todo el, hasta ahora, tradicional Centro Gastronómico y de Entretención en Vitacura.

Para ingresar al local ubicado en el subsuelo de BordeRío, es necesario que su anfitriona accione el muro corredizo que protege la entrada. El mensaje es claro: al igual que en los días de la “prohibición” estadounidense, la entrada debe ser discreta y el ambiente que se vive dentro es “a puerta cerrada”.

Fotografía: chefandhotel.cl

Para los amantes de este concepto, el “speakeasy” engloba una cultura suburbana; una especie de club secreto en el que sus habitué disfrutan de su experiencia atemporal y aislada del mundo exterior. Una tendencia que ya tiene algunos exponentes en la capital, al que ahora se suma Geber Alchemist Bar + Club. 

Inspirado en el famoso alquimista Geber -quién, se decía, creaba fórmulas que podían convertir las cosas en oro- el nuevo bar de BordeRío destaca por su excelente coctelería de autor y mágicas presentaciones. En su carta -instalada en una caja de madera tallada que desprende humo al abrirse- pueden encontrarse un sinnúmero de exquisitas combinaciones, todas presentadas con colores, adornos y utilerías llenas del mejor drama. 

Fotografía: chefandhotel.cl

La propuesta gastronómica en tanto, a manos de Trinidad Vial, viene a complementar a la perfección el concepto de autor de Geber Alchemist Bar, ofreciendo nuevas preparaciones y un re-planteamiento de recetas clásicas, con el singular toque del chef.

Ejemplo de ello es su Sinfonía charcutera, que presenta cortes recién salidos del laboratorio, tras tres semanas de salazón, maduración y fermentación. 

Sus famosos baos -panes cocinados al vapor- también aportan el sello único que da vida a espectaculares sándwiches. Aquí puedes encontrar clásicos -como el de carne mechada de cerdo y porotos verdes- y otros más novedosos -como los baos en tinta de calamar con pescado frito-, y otras versiones “veggie” -bao de remolacha con berenjena apanada y betarraga-.

Acompañando a sus cócteles y tablas, la ambientación del espacio -plantas en el techo, cañerías “al aire” y muebles mediorientales- no hace sino complementar a la perfección la mística que se vive en todo el lugar. Cada detalle está pensado de forma milimétrica y nada parece ser al azar. 

Fotografía: chefandhotel.cl

Con un estilo que denominan “arabic underground” -sin duda, único en su tipo- la decoración hace referencia a motivos árabes, con un vuelco industrial. 

La iluminación -baja y en tonos verdosos- genera un ambiente que asemeja tierras lejanas, lo que sumado al hecho de no tener ventanas, te transporta a un lugar en el que el tiempo parece detenerse. 

Finalmente, con un letrero luminoso en una de las paredes, se resume todo el espíritu lugar: “look at things diferently”, su invitación a jugar.  

¡No dejes de visitar Geber Alchemist Bar en BordeRío!