fbpx

Platos fríos, terrazas al aire libre y coctelería de autor hacen de BordeRío la mejor alternativa para combatir calor. Los 10 restaurantes y bares que le dan vida, han acomodado su oferta hacia una propuesta más fresca, con variadas opciones para disfrutar de esta temporada estival.

Kross Bar

Las olas de calor llegaron para quedarse. Y si pensamos en bebidas refrescantes, una buena cerveza helada es probablemente lo primero que se nos viene a la cabeza. 

Kross Bar, uno de los últimos locales en aterrizar en este BordeRío, sorprende con una amplia gama de cervezas 100% naturales, hechas en Chile y con propiedades para todos los gustos. Ya sea que prefiera “clásicas”, “especiales”, “piloto” o “experimentales”, sus expertos garzones sabrán recomendarle las mejores opciones para combinar con pizzas, hamburguesas y otros platos, para un maridaje perfecto. 

Destacamos de su carta de verano el “ceviche del cervecero”: pecado blanco, palta en cubitos, ají verde, cochayuyo crocante y cebada tostada, bañado en un riquísimo caldo cítrico para acompañar con su “Pils”, de amargor balanceado y final refrescante. Disfrutar de esta exquisita combinación, con los amigos, en sus onderas terrazas, es uno de los mejores panoramas para los que se quedan en la ciudad esta temporada.

Y si de terrazas se trata, la de Zanzíbar destaca a nivel nacional. Inspirada en la pintoresca vista de los “rooftops” marroquíes, esta azotea fue inaugurada junto al restaurant en 1999 y desde entonces ha sabido reinventarse, manteniéndose siempre a la vanguardia en ambiente, decoración y, por supuesto, tendencias gastronómicas. Su carta, ideada bajo el concepto “cocinas del mundo”, contempla sabores de Indochina, Perú, Medio Oriente y otros rincones del planeta, además de incluir opciones vegetarianas, veganas y sin gluten, para todos los gustos. Su horario de almuerzo ofrece una excelente oportunidad para escapar de la oficina y pasar un momento agradable, compartiendo sus exquisitos platos -aprovechando además con un 20% de descuento entre -de 13:00h a 17:00h-.   

Para los amantes de la gastronomía internacional, BordeRío cuenta con alternativas de cocina francesa, italiana, nikkei, española y de sabores criollos, con un giro de autor para sorprender a quienes buscan nuevas propuestas. 

La Cascade, un bistró que desde 1962 se ha mantenido apegado a la tradición francesa, hoy plantea interesantes preparaciones con un vuelco veraniego. Caracterizado por su cocina “bourgeoise” -casera, de platos abundantes e ingredientes clásicos-, llega a despeinarse con su “bourguignon burger”: una hamburguesa de 220 gr. de filete y sobrecostilla, queso de cabra, acompañada y cebolla caramelizada, con papas fritas y salsa aioli. ¿La sorpresa? Está bañada en una increíble salsa de vino tinto que viene a cambiar lo que hasta hoy habíamos probado en hamburguesas. ¡Muy a la francesa!

Continuando en la ruta del vino, un clásico de los veranos europeos que se ha vuelto cada vez más popular en Santiago, viene de la mano de España. La sangría, emblemática preparación en base a vino tinto seco -generalmente Cabernet Sauvignon, Carmenere, Merlot-, fruta picada como y, claro está, el ingrediente secreto del chef, es un imperdible que el Mesón del Río maneja a la perfección. Convocando a “winelovers” de todas partes a probar – la que aseguran- es la mejor sangría en Chile, en su terraza, además podrá acompañarla de un delicioso “Crudo del Mesón”, ideal para compartir entre amigos.

El “Tentación Pulmay” es otro de los cócteles ideales para combatir el calor. Llevando el mismo nombre que el recién inaugurado restaurante de pescados y mariscos, esta preparación en base a vodka, triple sec, limón, frutillas y hojas de menta, es el aperitivo estrella para combinar con los frescos productos de su carta.  El “timbal de centolla patagónica” o sus ya clásicas conocidas de “snow crab” -cangrejo amarillo- son solo algunos de los tesoros costeros con los que Pulmay dá de qué hablar este verano.

Otra de las novedades que trae esta temporada, es la incorporación de “Niki”, el sushi bar que llega a imponer la tendencia “nikkei” a BordeRío. Con una completa carta que incluye rolls, gyozas y otras preparaciones “a la peruana”, el restaurante sorprende con platos como el “Huanca maki” -roll de camarón grill, criolla y palta, tempurizado y salceado en huancaína- o su espectacular “Wontón acevichado” -masa frita y rellena de pescado y camarón, criolla, crema de tigre, puré de camote y cilantro-. Una opción que los fanáticos del buen nikkei agradecen meses de altas temperaturas. 

El “underground” de BordeRío presenta otra oportunidad para refugiarse del calor en un subterráneo de otra dimensión. Inspirado en los “speakeasy” de la época de la “prohibición”, el Geber Alchemist Bar + Club reúne todos los componentes para hacer de éste uno de los lugares más “cool” del momento. Su coctelería de autor, mezclada con una alucinante narrativa y teatral puesta en escena, marca pauta en la re-invención de BordeRío como referente de innovación y tendencias.   

Recomendamos probar su  “Correspondencia”, cóctel en base a pisco, jugo de berries, sandía y un mix de sabores cítricos. Un botón como muestra de la espectacular mixología que se está llevando a cabo en este lugar. 

Y para el postre, no podemos dejar fuera al aclamado “Le Due Torri”. El restaurante italiano que desde 1959 deleita con su increíble cocina, repletando sus salones de clientes que ya lo han convertido en su favorito. Una de las razones: su incomparable “Panacota”. Este postre, típico de la región italiana de Piamonte, está elaborado a partir de crema de leche, azúcar y gelificantes, bañado en salsa de frutos rojos es el plato perfecto para coronar las imperdibles opciones que BordeRío ofrece para disfrutar de un verano como ningún otro.